VRV en hoteles

Son muchas las personas que pasan por los hoteles, los motivos que le llevan a ello son muy variados: trabajo, negocios, vacaciones, visitas familiares, celebraciones… y las características de cada huésped varían, unos solo quieren pasar la noche, otros van a hacer del hotel su hogar, van a disfrutar de la ciudad y de las dependencias que el hotel les ofrece, van solos o en grupos, etc. Pero todos tienen un rasgo en común: les gusta estar en un ambiente agradable en el que no sientan ni frío ni calor, por ello es necesario que dispongan de un buen sistema de climatización como el que ofrece VRV.
Los hoteles que cuentan con este sistema conseguirán no solo tener a una temperatura correcta los espacios comunes, también se podrán instalar cortinas de aire, frío y caliente, en los puntos de acceso y otros interiores que así lo precisen como pueden ser los accesos a las zonas de cocina y lavandería o a las piscinas climatizadas o zonas deportivas de interior si es que cuentan con este tipo de instalaciones.
El sistema VRV le ofrecerá una temperatura personalizada y un control inteligente que se adapta a las necesidades de cada uno de sus huéspedes a la vez que le permite aumentar la eficiencia energética ya que su permite una reducción considerable en el consumo de energía, el cual aumenta debido a que es un sistema integrado en el que se combina el aire acondicionado, el agua caliente y la calefacción lo cual permite la máxima recuperación de la energía calorífica. IV ofrece lo último en confort personalizado y control inteligente adaptado a las necesidades individuales, además de aumentar la eficiencia energética.
La instalación de un sistema integrado no requiere grandes obras ni que las tareas cotidianas de un hotel se vean interrumpidas, uno de nuestros profesionales le asesorará y le explicará y resolverá todas su dudas, presentaremos un presupuesto cerrado y ejecutaremos la obra en el menor tiempo posible, dado a su vez un servicio postventa.

BAJO COSTE DE FUNCIONAMIENTO

VRV es un sistema integrado, lo cual permite la recuperación del calor y la reducción del consumo energético lo que implica que los costes de funcionamiento sean inferiores a los que suponen otros sistemas de aire acondicionado y calefacción independiente.

CONTROL DE TEMPERATURA

El sistema VRV permite trata de forma autónoma las diferentes estancias, de esta manera el gasto energético se relaciona directamente con las necesidades reales de mantener los espacios a la temperatura correcta.


COMODIDAD PERSONAL

El sistema VRV permite disponer de una temperatura interior estable con la humedad adecuada, disponiendo de termostatos individuales y con el mínimo nivel sonoro posible y reduciendo al máximo las corrientes de aire existentes en las diferentes zonas.

GRAN FLEXIBILIDAD

Una unidad exterior soporta diferentes unidades interiores, lo que permite distribuir de manera eficiente las diferentes cargas térmicas en el interior de la vivienda, edificio, oficina, etc.