VRV para pabellones y naves

Los pabellones y naves industriales se caracterizan por ser espacios muy amplios, sin divisiones y con cubiertas altas, esto hace que calentar o enfriar estas zonas, así como mantener una correcta temperatura sea bastante complicado; las corrientes de aire son frecuentes, las personas que acuden o trabajan en ellos suelen necesitar cambiarse de ropa, etc. Por ello es necesario contar con expertos como los de A&G climáticas a la hora de diseñar la instalación de climatización o en el momento en el que sea necesario renovarla.
A través de nuestro proveedor Daikin, le podemos ofrecer una amplia gama de unidades elegantes y compactas para ahorrar espacio en el interior y unas unidades exteriores capaces de soportar hasta siete unidades interiores, teniendo presente en todo momento la normativa existente en relación con la contaminación acústica.
Pero no solo contamos con la ventaja de sistemas silenciosos, de fácil instalación y que se pueden graduar de manera individualizada, también ofrecemos un sistema en el que se integra el aire acondicionado, la calefacción y el agua caliente sanitaria, al que además se puede vincular la energía solar. Los sistemas de bomba de calor eficientes con la energía pueden recuperar calor de zonas que requieran refrigeración para precalentar el aire nuevo entrante, proporcionar agua caliente de bajo coste o calentar otras zonas dentro del pabellón o la nave. La ventilación con recuperación de calor optimiza el equilibrio entre las temperaturas y los niveles de humedad en el interior y en el exterior, permitiendo que de esta manera se reduzca el consumo energético, lo cual implica necesariamente un ahorro económico considerable.

BAJO COSTE DE FUNCIONAMIENTO

VRV es un sistema integrado, lo cual permite la recuperación del calor y la reducción del consumo energético lo que implica que los costes de funcionamiento sean inferiores a los que suponen otros sistemas de aire acondicionado y calefacción independiente.

CONTROL DE TEMPERATURA

El sistema VRV permite trata de forma autónoma las diferentes estancias, de esta manera el gasto energético se relaciona directamente con las necesidades reales de mantener los espacios a la temperatura correcta.


COMODIDAD PERSONAL

El sistema VRV permite disponer de una temperatura interior estable con la humedad adecuada, disponiendo de termostatos individuales y con el mínimo nivel sonoro posible y reduciendo al máximo las corrientes de aire existentes en las diferentes zonas.

GRAN FLEXIBILIDAD

Una unidad exterior soporta diferentes unidades interiores, lo que permite distribuir de manera eficiente las diferentes cargas térmicas en el interior de la vivienda, edificio, oficina, etc.